La abuelita de la urbanización

Tengo una vecina de unos setenta y tantos que me recuerda mucho a mi abuela la de Granada. Controla todo lo que pasa en la urbanización. “Es que yo soy muy metida y a algunos no les gusta”, dice ella con mucha gracia. Es una mujer muy muy lista y muy viva. Es costarricense aunque vivió muchos años en Nicaragua.

Ella sabe quién es quién, cómo resolver cualquier asunto, con quién hablar… Orgullosa cuenta que su hijo le compró la casa y el carro (el coche). Conduce un Toyota RAV4 y lo mismo va al Pricesmart (tipo Macro) a comprar que se ofrece a llevarte a la feria de agricultores al otro extremo de la ciudad. Va y viene todo el día haciendo cosas. Ayer, entre risas, nos decía que si viéramos una radiografía suya, no nos podríamos creer que pueda ni siquiera andar.

Y es que ayer nos invitó a unos cuantos de los vecinos a tomar un cafesito por la tarde. Había preparado sandwiches, minipizzas (“que ya sé yo que la chiquillada no entiende más que esto”), y un pastel. El árbol de navidad en su casa llega hasta el techo y no tiene una ramita libre, igual de atestado que la casa. Bolas, estrellas, campanitas y papanoeles iluminados. La mesa con la comida, también super decorada. Cuando le pregunté de qué eran los sandwiches, me contó, sin darse ningún pisto, que sus padres eran embajadores de Nicaragua en Alemania en los años 20, y que había aprendido muchas cosas de estas entonces y también con su exmarido, “que era muy fiestero”. En su época casada con aquel empresario nicaragüense tan fiestero, ella -que afirma que es más bien de estar en su casa- tenía una costurera de fijo, porque “con tanta fiesta que me organizaba ese hombre, no tenía nunca vestidos suficientes”. También tenía una cocinera que improvisaba con ella los menús cuando el fiestero la llamaba anunciando “traigo a 6 amigos a cenar”. En la casa había dos choferes (pronunciado choféres) y algunas limpiadoras. Tuvo 4 hijos en 6 años y un buen día, por algún motivo que aún no he indagado, se volvió a Costa Rica casi con lo puesto.

El otro día me contó cómo, al salir de Nicaragua hace ¿40? años, había tenido que montar una escena que me pareció de película para traerse a sus 4 niños, a una de las limpiadoras y las cosas de valor que le cabían en un coche pequeño con aquel gentío: Debajo de la fresquera iba la vajilla y algunos cuadros, y todas las bolsas iban repletas de cosas que, en la frontera, estaba segura de que iban a registrarle… ¡y confiscar!. Así, avisó a sus niños: “Chicos: Metí un jugo de esos rojos que tanto les gustan. Sólo uno. No más lleguemos a la frontera, quiero que se peleen por él.” Dicho y hecho. Cuando el policía saludó, aquellos 4 chiquillos comenzaron una acalorada discusión por el jugo. La muchacha intentaba sin éxito acallar el escándalo atrás. Al ver el lío que aquella “pobre” mujer llevaba en el carro, el policía no pudo más que mirarla con compasión y decirle “siga, siga”. Creo que los cubiertos de ayer eran de esa vajilla.

Hoy he visto un grupo de unos 10 chavales que no tenía fichados por la urbanización. A la media hora, he visto a mi vecina llegar en su Rav4 con una pila de pizzas, fantas y vasos de plástico. Mientras charlaba conmigo, marcaba en su móvil el número de su nieto. “Venga para acá y tráigase a dos de los mayorcitos para ayudar. Se llevan las pizzas al rancho de la piscina y se las comen allá”; “No quiero que me ensucien el porche, me susurra”; “Dense prisa, que se les enfrían”. Casi antes de colgar, ya le decía a la chica “No les mande todos los vasos, que los desperdician. Póngales 10 bien contados.” Inmediatamente, se ha girado hacia mi, y ha seguido la conversación que teníamos a medias por la misma frase donde la interrumpió.

Me encanta esta señora tan acostumbrada a mandar, tan divertida y que tanto ha vivido.

This entry was posted in Uncategorized and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s